Una noche con mi novia y su hermana

Mi novia era una chica muy hermosa y de ojos claros, pero nada como su hermana, ella ponía a todos locos cuando íbamos a la escuela. Y ahora que todos habíamos terminado era todavía más guapa. Me costaba estar en la casa y no verla a ella cuando se paseaba una tarde de sábado con sus shorts de casa y enseñando todo. Yo pienso que a mi novia mucho no le agradaba esa actitud de ella pero no tenia más remedio.

Una noche llegue para pasar la noche con mi novia, sus padres estaban fuera de la ciudad y su hermana pensábamos que iba a salir. Por lo que compre algunas cervezas y un par de películas para estar a solas. Pero nos llevamos una sorpresa al enterarnos de que su hermana también se quedaría, no me disgustaba la idea pero sabia que esa noche no iba a pasar nada interesante o eso creía.

Ya cuando me vio llegar me pregunto si también había traído para ella, refiriéndose al alcohol. Por suerte me gusta comprar de más y ese no iba a ser el problema. En cambio las películas eran uno, ya que la primera nos había aburrido a todos y la segunda no tenia pintas de mejorar la cuestión, así que mejor porque no jugar algún juego. Todos hablamos estado tomando por lo que ya no pensábamos claramente, y en especial mi novia y su hermana, por los que les propuse un pequeño juego subido de tono, primero como broma y bueno si accedían mejor para mi.

La idea era jugar Poker pero en vez de utilizar dinero el perdedor debía quitarse la ropa. Mi novia no estaba del todo convencida pero luego de que la hermana le insistiera acabo aceptando. Sabrán entender que ninguna por su estado de lucidez estaba jugando muy bien, y ya estábamos todos en ropa interior, no es muy distinto a lo que veía todos los días que iba a la casa de mi pareja pero si bastante cachondo, aun más de lo común. La ultima en perder fue mi novia, que tenia que quitarse su sostén o bragas si queria continua en juego, pero no estaba tan convencida de hacer eso delante de su hermana. Por lo que propuso algo distinto, que yo podía darle un beso en la boca a ella. Y al ver que su hermanita asentía me propuse a hacerlo.

El beso no fue la gran cosa pero si note que mi novia se estaba poniendo muy cachonda. Luego de que me volviera a sentar cerca suyo me dijo al oido que eso la había puesto a mil, y en empezó a tocarme por debajo de la mesa. Seguimos jugando y ahora el que perdió fui yo por lo que solo me quedaba quitarle una cosa y si lo hacia no iba a poder disimular lo tiesa que la tenia. Pero eso fue el menor de mis problemas porque mi novia me bajo mi ropa interior y le dijo a su hermana, “te gusta el rabo de mi novio?. Se que te la pasas todo el dia caminando semi desnuda por la casa y al final acabas poniéndolo así”, dijo ella.

Me quede helado porque no sabia si esto era algo bueno o algo malo, podrían terminar ellas dos peleando delante mio?. Pero mi novia dijo algo muy cachondo, ven y pruébalo así te quitas las ganas de una vez por todas. Así fue como me la comió, y no creerán lo rico que era, su boca sabia desenvolverse bien con mi polla y me estaba poniendo loco. A su vez mi chica estaba mirando mientras me acariciaba el pelo. No tardo mucho en también integrarse cogiéndome la polla con la mano y llevándose a la boca.

Yo estaba un poco tímido en ver como seguía la cosa, ya que quizás tenia permitido recibir una chupada de polla de ella pero no más. Pero fue grande mi asombro cuando mi novia comenzó a ayudarla a desvestirse, seguramente no estaba pensando normalmente con todo ese alcohol pero tampoco era que me quejara. Una vez las dos sin ropa, ella también se quito todo, poco a poco su hermana descendiendo encima de polla y como le costaba entrar por tener un chocho muy estrecho recibió ayuda de ella que le separo los labios.

Pronto tenia a una de ellas montando mi polla, y para mejor también a mi novia, que se había sentado atrás. Ninguna de la dos tenia los pechos muy grandes, pero ya pensar de que las dos hermanas estaban tocando pechos con espaldas desnudas ya era suficiente. A todo esto no lo había contado pero ambas estaba rasuradas, mi novia más que su hermana pero igual era bastante lindo el taco de su poco pelo cuando descendía encima mio.

Luego de un rato las dos se levantaron y fueron corriendo a la habitación, riéndose y llamándome con la mirada. Cuando entre ella pude ver a ambas subida una encima de la otra de espaldas y diciéndome cual elegiría ahora. Mi novia era la que estaba arriba y todavía no había recibido su parte, por lo que ahora me tocaría penetrarla. Nunca la había escuchado gemir tanto, no se si fue el alcohol o el morbo que le daba todo pero estaba gozando como nunca. Mi polla se mojaba con sus fluidos, y también el coño de su hermanita, siempre había sido de correrse pero nunca tanto como estas vez.

En un momento se me ocurrió algo que creerían que nunca aceptarían, pero al verlas como se habían puesto les pedí que se besaran. Primero sus labios, pero luego sus coños, haciendo un 69 delante mio incestuosos que no podía creer. Ahora la que estaba arriba era la hermana y viendo ese culo redondo todos los días lo único que pensaba era en follarla en 4. Estaba vez no hubo complicaciones, estaba tan mojado que fue como si me la hubiera succionado. Su hermana también tenia esta característica de correrse tanto, y justo cuando lo hizo yo lo hice junto con ella, dejando así la cara de mi hermana pringada de mis fluidos y los de su hermana, una imagen que nunca olvidare.

Después de esa noche continue follandome a ambas hermanas, llegando hasta hacerlo solo con la otra mientras mi novia llegaba después para unirse, el morbo de la mamada mientras mi novia entraba a la habitación no tiene precio.